domingo, 27 de julio de 2008

InterRail - Campo de concentración de Sachsenhausen

La mañana del tercer día en Berlín fuimos al Campo de concentración de Sachsenhausen u hoy en día conocido como Lugar Conmemorativo y Museo de Sachsenhausen. Ya lo había nombrado en este blog cuando hice la crítica de la película Los falsificadores. Está ubicado en la población de Oranienburg, en Brandenburgo, a 30 km de la capital. Fue un campo de concentración y trabajo construido por los nazis con la misma función que la mayoría: confinar judíos, testigos de Jehová, gitanos, homosexuales, prisioneros de guerra y opositores políticos.
Para que os hagáis una idea de las cifras que se manejaron en este lugar, en enero de 1945 había más de 65.000 prisioneros, entre ellos 13.000 mujeres. Se registró la entrada en total de 140.000 personas durante su funcionamiento y se ha reconocido la ejecución de 30.000 presos dentro del recinto, donde no se incluyen los prisioneros de guerra que se fusilaban nada más llegar en tren. Entre esos muertos hubo 18.000 militares soviéticos, los cuales tenían incluso una zona de barracones aparte del resto. También tuvieron detenidos varios cientos de exiliados republicanos españoles y en el campo murió gente de 34 países distintos. Con todo esto se puede decir que cuando visitas el recinto estás andando sobre 7 toneladas de cenizas humanas.


Campo de concentración de Sachsenhausen


Ante su inminente derrota en la guerra y antes de abandonar el campo, las SS dispararon contra todos aquellos incapaces de caminar. Desde la ocupación de Alemania por las fuerzas Soviéticas y hasta 1950, Sachsenhausen pasó a ser usado para encarcelar nazis, tanto a militares como a funcionarios o colaboradores del régimen.
De los trabajos más importantes que se llevaron a cabo dentro del campo estuvo la falsificación de libras inglesas y dólares americanos, la fructuosa Operación Bernhard, que es hasta hoy la mayor estafa monetaria de la historia. En ella participaron 140 expertos prisioneros judíos, a los cuales les sirvió para alargar sus vidas. Entre otras cosas, los presos también eran sujetos a experimentos a manos de los médicos alemanes.

Literas


En la verja a la entrada al recinto hay una inscripción en alemán que dice Arbeit macht frei, que significa "El trabajo dignifica". Actualmente del campo original queda poca cosa pero suficiente para hacerse una idea de las horroridades que llevaron a cabo los nazis. Se pueden encontrar museos con todo tipo de objetos de los presos y de los soldados, barracones con sus literas, baños y letrinas, celdas de castigo, crematorios, torres de vigilancia y elementos conmemorativos. Entre estos elementos está un obelisco en memoria al prisionero. Es dura la visita a un lugar como este, pero debe ser obligada para toda persona con tal de que se conciencie del tipo de situaciones que pasaron ahí dentro y no se vuelva a repetir atrocidad semejante.


Pijama y estrella judía


Mega hit photo compilation sobradas vol.XVII:

Alambrada y muro


Zona de aseo


Barracones soviéticos


Hornos crematorios


Medalla cruz de Malta alemana


Carteles nazis


Obelisco en memoria de la liberación del campo

7 comentarios:

JORDI dijo...

Bueno pues has hecho un post estupendo. Sobre todo porque este es uno de los lugares que visiteré cuando vaya, sin lugar a dudas. Si el Museo de Ana Frank en Amsterdam me parecio conmovedor esto como bien dices es una visita dura, pero obligatoria.

Supermauri dijo...

Puf... no se yo si iré algún día... de hecho cuando esté en Japón no creo que me acerque a Hiroshima...

Niceman dijo...

Simplemente estremecedor. A veces uno se avergüenza de ser humano...

Bernal dijo...

Guau... tiene que ser espeluznante. Gran post, amigo.
Me quedo sin palabras y nada más de lo que se ha dicho ya.

saludos

Agustín dijo...

hey mamarracho, ya has vuelto!!

Excelentes las primera imágenes que tomaste, me encantaron todas, y estas no se quedan atrás, se ve que es muy lindo alemania, o al menos tiene mucha historia, y eso en un país es fundamental sin duda.

saludetes!!

welcame back!!

Cervero dijo...

Yo estube ahí en las pasadas navidades.
La verdad que impresiona mucho.
Hay gente a la que le cuesta entrar en la "enfermería", incluso dicen que huele raro...

Salu2

Rocio dijo...

Aun no sabria mi próximo destino para las vacaciones, pero estaría bueno ir a algunas ciudades de Europa ya que hace bastante tiempo vengo ahorrando. Pero como logre obtener por internet buenos vuelos baratos a miami no descarto ir hacia EEUU