jueves, 19 de noviembre de 2009

Opinión: La leyenda de Sigurd y Gudrún


Farfolla. Empezar diciendo que casi ninguna poesía me gusta. Y es que este último libro de Tolkien, editado por su hijo, es la conjunción de 2 poemas: La balada de los Völsungs y La balada de Gudrún. Este trabajo es fruto de los estudios a los que Tolkien dedicó prácticamente toda su vida sobre la mitología noruega e islandesa y que más tarde le sirvieron de inspiración para crear su Tierra Media. No sé si es que estas historias nórdicas son malas ya de por sí o es que esta versión no las ha sabido adaptar. Es una historia complicada, pues si además la cuentas en prosa es mucho más difícil de seguir, no se sabe de donde surgen nuevos personajes con nombres parecidos. En otras obras de Tolkien siempre hay un índice de personajes que te ayuda a seguir las trama, pero esto aquí es imposible. Ni con los típicos apéndices explicativos de su hijo, casi tan largos como el libro, queda mucho más clara la historia.
Aparte de esto, se ve en muchos versos que repite texto para cuadrar las estrofas. Y en la traducción al castellano se pierde toda la métrica, de ahí que la edición venga en bilingüe. Ahí está lo único bueno, que he aprendido algo nuevo de vocabulario en inglés.

3 comentarios:

Miquel dijo...

Una de las pocas cosas que me motivan, es la poesía. pero es bien cierto que, es casi imposible traducir un poema con toda su calidad/sensibilidad, de un idioma a otro. A lo mucho, puede uno hacerse a la idea del poema. No hay más que probar con Martí i Pol, al castellano pierde toda su originalidad. Salut

Kenuxo dijo...

Los poemas y leyendas escandinavas son muy complicadas, con muchos personajes y con una trama que riete tu de Santa Barbara!!!

Agustín dijo...

farfolla??? jajjaa

Que no te extrañe que próximamente hagan la peli y la veas en el cine jaja

saludos