lunes, 5 de marzo de 2012

Opinión: Bruce Springsteen - Wrecking ball


El rock está bastante flojo últimamente, la música disco es la que más suena en todos lados. Pero para poner las cosas en su sitio llega la nueva dosis musical de Bruce Springsteen. The Boss nunca está demasiado tiempo inactivo, cada uno o dos años nos agasaja con pequeñas perlas, ya sea material viejo remasterizado, inédito o un disco de estudio como es en este caso. Wrecking ball es un álbum del que se ha especulado mucho, incluso se rumoreaba otro título antes de su confirmación. Había dudas también de si sería un disco en solitario más intimista al estilo de los Atlantic City, The ghost of Tom Joad y Devils & dust o uno con la E Street Band como finalmente ha sido. Las dudas surgieron a raíz de la muerte del saxofonista Clarence Clemons, segunda baja en la banda del jefe. Y cuando más debilitado parecía el grupo, nos sale Bruce con este discazo vitalista y variado, que toca todos los palos.

Ha sustituido el hueco dejado por Big Man por una sección de viento que da más fuerza al conjunto, encabezada por Jake Clemons, sobrino del propio Clarence. El cual ha dejado un par de solos de saxo póstumos justamente en canciones ya conocidas, pero por primera vez grabadas en estudio: Wrecking ball (DVD London calling) y Land of hope and dreams (Live in New York City). También hay algún solo de trompeta! Pero no todo queda aquí, además hay una doble colaboración del guitarrista Tom Morello (Audioslave) en los temas Jack of all trades y This depression. En todo el álbum en general Bruce ha experimentado con nuevos sonidos y estilos musicales. De inicio todo suena muy country, claramente influenciado por su disco de versiones de Pete Seeger. Hay canciones que comienzan pareciendo folk y también acaban siendo country. Incluso hay una pista con sonidos celtas (violines y gaitas), otra con banjo y más de una con un coro de voces negras, llegando a rapear en Rocky ground. La estructura de algunos cortes es atípica, sin estribillo como en el single de presentación. Lo único malo del CD es que está compuesto solamente por 11 temas, quedándote con ganas de oír todavía más. Y por eso iremos de nuevo al primero de los conciertos que ofrecerá en Barcelona, el día 17 de mayo.

El single engaña, ya que no hay otra canción de este estilo en el álbum y me atrevería a decir que es la menos buena de todas ellas, suele pasar:





3 comentarios:

Miquel dijo...

salut ¡

Tomás dijo...

A mí me ha gustado bastante. No es su mejor disco, está claro, pero está muy bien. Algún tema de estadio, y buenas canciones en general. Y se agradece que ofrezca algo distinto. Además, creo que va a funcionar dpm en directo, sobre todo Land of Hope and Dreams, Wrecking Ball y We take care of our own. Ya tengo ganas de verlo! Os dejo otra reseña, por si a alguien le interesa. http://elladooscurodelaluna.com/2012/03/08/eljefespringsteenvuelveaponersealmando/ Salud!!

mamarracho dijo...

No está al nivel de Darkness on the Edge of Town o Born in the U.S.A., pero sí que puede que al de Tunnel of Love. Y como dices sí, hay temas ideales para tocarlos en directo, a los que dices sumaría el ya conocido American Land o Death to My Hometown.

Saludos y gracias por pasarte por aquí.