lunes, 14 de junio de 2010

The Guardian

Esta semana pasada he tenido mi primera guardia en el curro. Solo me han llamado de una incidencia que resolví bien. El tema de las guardias me tocará una vez al mes. Son cómodas, ya que se resuelven con el portátil sin falta de ir al lugar de trabajo y además significan un money extra que nunca viene mal.

2 comentarios:

Miquel dijo...

ahora podrás actualizar más a menudo el blog ..jajaja

Bernal dijo...

¿Y qué tiene que hacer?