viernes, 5 de noviembre de 2010

Opinión: El Profesor Layton y El futuro perdido


Por fin llegó a España el 22 de octubre el cierre de la trilogía del Profesor Layton y he tenido tiempo en estos días de acabar sus 168 “puzles”. Y digo “puzles” porque aunque en el juego los llamen así, son más bien acertijos, adivinanzas o problemas matemáticos que otra cosa. El tercer juego de la saga ha tardado más de la cuenta en aparecer aquí en comparación al resto de Europa y no digamos ya con Japón, que es de donde proviene. Tan tarde como que en el país nipón ya ha salido la 4ª entrega, primera de una segunda trilogía e incluso una película para DVD, El Profesor Layton y La diva eterna. No se sabe bien porqué tuvo un éxito de aceptación tardío y eso que se gastó dinero en publicidad, incluso con anuncios en TV protagonizados por Amparo Baró. Pero lo que al final ha ido catapultando realmente al profesor ha sido el boca a boca.
Y es que los juegos de Layton si algo tienen es originalidad, ya que hasta ahora no se había visto nada parecido. Para quien no sepa de que van, decir que son como una aventura gráfica llena de enigmas que hay que resolver para poder ir avanzando, todo esto siempre acompañado de su pegadiza música de acordeón. Al final te das cuenta que la historia es malísima y no es más que una excusa para colar los puzles, que es lo realmente tiene chicha.
En cuanto a esta tercera entrega en concreto, El Profesor Layton y El futuro perdido me ha parecido más flojo en cuanto al nivel de los acertijos, muchos de deducción sencilla y sin repetir el tipo de problema aumentando la dificultad. Hay bastantes, sobretodo al inicio, con trampa y fulleros con más de una solución posible aunque ellos solo aceptan una. O también otros que hay que pillarlos con pinzas, pero para eso han añadido un nuevo tipo de pista que podrás pagar con las monedas que te encuentras por el camino: la Pista E, que prácticamente te desvela la solución. Si en otras ediciones había muchos puzles de ajedrez o de sacar la bolita, esta vez los que más se repiten son laberintos o los relacionados con el tiempo, como no, ya que la trama del juego gira en torno al futuro y los relojes. Puzles en los que nada es lo que parece de primeras, cuando creas que la solución tiene que dar decimales, mal encaminado vas ya que nunca hay que calcular locuras. Lo que si hay que tener en cuenta es el juego entre 6 y el 9
, que al representarse igual pero girados crean más de una confusión.

2 comentarios:

Miquel dijo...

son complejos de hacer, pero muy interesantes ¡¡¡¡

Vega dijo...

Gracias por el enlace del festival de Molins de Rei.

Salu2