jueves, 3 de enero de 2008

Jugadorazos del Barça

Estrenaremos el año hablando de viejas glorias del mundo del fútbol y más concretamente las del Fútbol Club Barcelona. Entrada propicia aprovechando el buen partido que hicieron los culés en el derby y ayer contra el Alcoyano con un magnífico y estelar Ezquerro, sin duda uno de los mejores jugadores del mundo. Nótese la ironía y aviso que soy barcelonista, para quien no lo sepa jeje.
Que grandes esos jugadores que han pasado por el vestuario azulgrana sin dejar huella, los grandes olvidados y fichajes estrella. ¿Qué será de la mayoría de ellos? ¿Seguirán vivos? No han vuelto a aparecer en ningún medio. Analizaré un once ideal compuesto por patanes de este calibre.

Empiezo con la portería, Richard Dutruel, excelente portero francés fichado al Celta de Vigo la temporada 2000-01. Disputó con el Barça la friolera de 15 partidos de liga ese año, al siguiente cero y puerta rumbo al Alavés. Interesantes sus melenas mullosas.
La zaga la componemos con Okunowo en el lateral derecho, un joven nigeriano que prometía estrellato. Hay que reconocer que lo hizo bien la única temporada (1998-99) que jugó proveniente del segundo equipo. Era titular con Van Gaal, jugó Champions, el partido del centenario y aquel año ganó la Liga. Luego desapareció y actualmente está en un equipo ucraniano. Como centrales dos potencias, Philippe Christanval y Fernando Couto (alias el gitano). El primero un bluff, una joven promesa que se quedó en eso, el segundo un leñero en toda regla que saltaba al terreno de juego con la navaja en mano y greñas también. Completemos la defensa con Winston Bogarde, que la verdad ni recuerdo donde jugaba este patán. Un jugador muy tocho identificable por sus cadenorros de oro.
La línea de deconstrucción (sí sí deconstrucción, porque estos hacían cualquier cosa menos construir juego) la compondremos en su totalidad por las sin duda perlas que trajo Cruyff en su año de declive: Sánchez Jara, Korneyev, Eskurza y Escaich.
Para acabar, la delantera de oro: Meho Kodro y Christophe Dugarry. El bosnio marcó 9 goles en la 1995-96 y el galo 0 en media temporada de 1997.
He aquí la alineación formada por estos monstruos, el mejor 11 que pueda imaginar uno, se me cae la baba. ¡Qué equipazo!:


5 comentarios:

Vega dijo...

Te olvidas del gran Romerito......

bocatadearroz dijo...

Que es fútbol?

noemi dijo...

jajajajaja! Qué bueno!! yo no entiendo mucho de fútbol pero tb soy culé... el artículo está muy bieen! ;-)

Txelo dijo...

un respeto a meho kodro ke es un grande, para nosotros ke somos de un (pekeño?)la real.

Anónimo dijo...

Kodro tambien es grande para el Barcelona; no olvidemos que gracias a él, el Tenerife le ganó al Real Madrid el partido aquel gracias al cual el barça se proclamó campeón