lunes, 14 de enero de 2008

Roma - Capítulo I

Día 1 – Ya estoy aquí de nuevo queridos lectores, espero que no se os haya hecho larga mi ausencia. Estos días se ha quedado algo vacío el blog y falto de actualizaciones, así que para compensarlo os relataré lo que ha acontecido en mis crónicas romanas junto al compañero de viaje que se hace llamar Ortega.

El viaje en avión fue bien y una vez en el aeropuerto de Fiumicino (Leonardo da Vinci) cogimos el tren Leonardo Express que nos llevaría a la estación de Termini. Bonito tren que te pega el sablazo de 11 € por un trayecto que aquí cuesta 2,6 €. El hotel por fuera daba miedo pero nada que ver por dentro, todo bastante clásico y de época, que contrastaba con lo modernas que estaban decoradas las habitaciones. Nada más llegar e instalarnos fuimos a comer y tuvimos una primera toma de contacto con la ciudad. Lo que puedo decir es que todos los edificios son iguales, elegantes y señoriales de 5 o 6 plantas, que normalmente ocupan toda la manzana y cuyas fachadas no es que no estén pintadas, sino que no las han limpiado en su puta vida. Da bastante asquito ver que algunas paredes blancas en su origen ahora estén completamente negras y llenas de churretes de roña.

Lo primero que vimos en este orden fueron la Piazza della Repubblica, la famosa escalinata de la Piazza di Spagna y la Piazza del Popolo, si todo plazas. Luego desde esta última subimos al mirador del Pincio y los jardines de Villa Borghese, pasando por la Muralla Aureliana.

Piazza di Spagna


Después fuimos bajando hasta los Palazzos Montecitorio y Chigi, antes de ir a la Fontana di Trevi. La fuente barroca de Bernini es más grande de lo que pensaba, te sientes diminuto ante los caballos que simbolizan el mar. Lo típico, arrojé las dos monedas al agua, una pidiendo un deseo (que no os voy a decir) y otro para volver a Roma.

Fontana di Trevi


Ya anocheciendo, cosa que suele pasar bastante más temprano que en Barcelona, pasamos por el túnel debajo del monte del Quirinale y Santa Maria Maggiore. La sorpresa de la noche nos la encontramos en La Warner Village, unos cines en la Piazza della Repubblica. Vimos que tenían una alfombra roja y un escenario representando la película Yo soy leyenda, la última protagonizada por Will Smith. Quien nos lo iba a decir que esa noche era la premier del film y que el propio actor aparecería por allí.

Will Smith en Roma


Mega hit photo compilation sobradas vol.VII:

Leonardo Express


Yo soy leyenda


Will Smith borroso después de darme la mano izquierda

9 comentarios:

Niceman dijo...

Ese no es Will smith, es tu primo. A mi no me engañas...

Kenuxo dijo...

Si no fuera porque eres mi amigo, y te tengo aprecio... me iba a cagar en todas tus muelas... Will Smith... Diooooos!!!!!

Por cierto, te dije que el barrio ese de Termini daba miedito xD y que era cariiiiiiiiiiiiisimo!!!

Supermauri dijo...

no te laves esa mano!!!

Charlie dijo...

Benvenutti!

Coño Will Smith! xDDD

Niceman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Niceman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Niceman dijo...

Aprovecho para recordaros que mi blog mola mas que el de Mamarracho.

http://bocatadearroz.wordpress.com

kalamardo dijo...

Pues ha valido la pena el viaje, por la magnífica ciudad y por la suerte de ver a Will Smith (aunque sea de pasada) en la presentación de "Yo sueno a Leyenda" (lo se, es muy malo)

kalamardo dijo...

Por cierto, porque borras comentarios? Que no eran apropiados? Comenta, comenta que la curiosidad se impacienta.