jueves, 22 de mayo de 2008

Nunca es demasiado




Desde hace un tiempo, esta señal acompaña a casi todas las fuentes públicas de Barcelona. El agua anda escasa por aquí como ya se sabe, por muchas lluvias raquíticas que caigan estas semanas. La cosa está seria y hay que empezar por chorradas nada necesarias como esta. Las restricciones de agua son evidentes en fuentes ornamentales de la ciudad que no utilizan aguas freáticas. Algunas, como la Font Màgica de Montjuïc, que se alimentan con agua subterránea, no se ven alteradas. En cambio, las duchas de las playas seguirán secas, al igual que unas 150 fuentes para beber que han sido cerradas. Todo esto se debería seguir haciendo sin esperar si llega o no ese trasvase del Ebro. Y para mi gusto, los cartelitos ya podrían estar también en otras lenguas, como en castellano o en inglés, para que se enteren los guiris de que va la cosa y no demos tan penosa imagen, que siempre estamos igual con estas tonterías.

2 comentarios:

Jenn dijo...

baixant per la Font del Gat hi ha una noia, hi ha una noia, baixant per la Font del Gat hi ha una noia un soldat...

Vega dijo...

Este año me voy a tener que hinchar a cerveza... una lastima ¿no?